PONENCIA

 ASTRO-CABAÑUELAS

 

 

 Por FELIX ESQUITINO

 

Como preámbulo, comienzo por ilustrar que a tenor de que todos los calendarios, distintos y diferentes, algunos “obsoletos” y aun existentes por doquier, todos y sin excepción derivan de los ciclos de los cuerpos cósmicos ( epiciclos figs.1 y 2 con Gran Año). Ineludiblemente son los ciclos de estos cuerpos a los que les corresponden sufragar las medidas “asimétricas” y metrológicas del tiempo y no a estos calendarios, algunos con connotaciones paradigmáticas o clericales. Ante tal jactancia, cito algunos:

 

1.-  El mas usual y Gregoriano, emana del Juliano y éste del primer solar atribuido a los antiguos egipcios, cuyos inicios lo basaron en sincronismo con el Orto Heliaco de Sirio, desde El Cairo, actualmente este momento se coteja cuando el Sol, hipotético, por el que nos regimos, entran en conjunción partil con esta estrella, binaria” proyectada desde tiempo inmemorial próxima a los 13º y 53’ del signo del Cangrejo, aunque como es sabido, en el sistema sideral, su inexistencia estática es un hecho real e irrefutable, no de esta estrella, sino de todos los cuerpos celestes. Estrella  que pulula entra la Constelaciones de la Popa y la Liebre haciendo hincapié en que  la “Alta Alcurnia Egipcia” obligara, por aquel entonces, a que llevasen a cabo sus “Vasallos” estas pautas para las yuxtaposiciones tanto de estas medidas “asimétricas” del tiempo metrológico como también del tiempo meteorológico. Por ser en los lugares de los templos donde de forma reservada realizaran estas complementaciones de los dos citados tiempos en lo que concierne a los levantamiento de los Mapas o Cartas que están, como iré detallando, en consonancia con la Astrometeorología y susodicho primer Calendario Solar. Mientras, estos Vasallos (Cabañuelistas, Zahoríes y Paja-retes) sus medidas metrológicas del tiempo, de forma clandestina la sincronizaban con el Calendario del Agua que dividían en tres estaciones:

 a) AJET, que se correspondía con las crecidas del Río Nilo y que abarca actualmente desde Julio hasta Septiembre, ambos inclusive; no debiéndonos causar estupor de que estas crecidas de este enig-mático Río Nilo, en pleno verano, sea el unico de nuestro Hemisferio Norte que alcance su mayor cauce cerca de su desembocadura ya que las aguas, emanan del Hemisferio Sur que por estas fechas es pleno Invierno, 

b) PERET, era la estación de las siembras y va desde el mes de Octubre hasta el de Febrero y

c) SHEMMU, que era el que se correspondía con los análisis de los Nilómetros que llevaban a cabo Zahoríes y/o Pajaretes para saber con esta especie de pozos, la confrontación de hasta donde podían extenderse los agricultores con sus sembrados en los márgenes de este enigmático Río. Calendario este del Agua que junto con las Cabañuelas, sus sincrónicas singularidades la basaban a partir de la máxima Enlogación de esta estrella binaria de Sirio y no de su Orto Heliaco próximo al 1º de Agosto o 31 de Julio de cada año con el que se coteja en la actualidad y no antaño. O, en el  momento en que este Sol, hipotético, por el que nos regimos para estas medidas metrologicas y “asimétricas” del tiempo se aproxime cerca de los 9º del también hipotético signo de Leo. Concretamente para este año del 2.006, cuando este Sol, hipotético, se posicione en los 8 grados, 54 minutos y 59, 044 segundos del signo de Leo y cuyo crucial momento tendrá lugar este mismo año a las 7 horas y 13 minutos TMG (Tiempo del Meridiano de Greenwich) del próximo Lunes 1º de Agosto .

Preguntando. ¿Porqué en este momento para el año 2.006 y no en los 9º citado en primer lugar? Muy sencillo, ya que en el año 2.000 el sincronismo de este Sol se ajusto en los 9º 00’ y 2”; teniéndose muy en cuenta que a esta cantidad cada año anterior o posterior habrá que sumar y restar, respectivamente, la cuantía anual del fenómeno equinoccial, calculada anualmente en 50,26 segundos sexagesimales de arco (9º, 00’ y 02” menos 50, 26”x6=8º, 54’ y 59,044”). Es decir, que con independencia de tener en cuenta la Precesión de los Equinoccios. En analogía a cuando se producen las entradas de los Solsticios y Equinoccios que marcan los momentos exactos en que se originan, al unísono, las entradas de las estaciones Verano-Invierno y Primavera-Otoño, en cada uno. Estas estaciones, no siempre entran a la misma hora y el mismo día todos los años, como se coteja de forma científica e irrefutable. Siendo otro atisbo mas para romper ese tópico o paradigma de que las Cabañuelas se inician todos los años a partir de las 00 horas y 00 minutos del 1º de Agosto; no digamos en lo que concierne a los años bisiestos, ya que el Geoide, la Tierra, que es la que ha de marcar estas pautas del tiempo metrológico, como se demuestra en DENDROCLIMATOLOGÍA de la figura 3, recorre sus 360º en 365,242 días, paliando los excesos y defectos decimales,  sin olvidarnos de otros vestigios que los ratifican como el de Los Stonehenge en Salisbury (Inglaterra) cuando, cada año y desde hace mas de 4.000. Los rayos del Sol, son coincidentes con el Solsticio de Verano, solo una vez, al elevarse sobre una roca puntiaguda en el  momento preciso de este día en que tiene lugar el Solsticio de Verano en el Hemisferio Norte y el del Invierno en el otro, obviamente en el del Sur y no en ningún otro momento. Igualmente coincidente con las entradas de los Equinoccios, solo dos veces al año. También, el Rayo Equinoccial, vislumbra la Estatua de Ramses II que se ubica en la Pirámide de Mikerinos, anunciándonos el eje de la primavera y otoño en cada uno de estos dos momentos Y, como contraposición a todo ello, también se cotejan con otras antiguas edificaciones para el Hemisferio Sur; éstas, mas en consonancia con las culturas precolombinas y la Candelaria, que solo cito por ser tema bastante extenso. No obstante, mayores informaciones pueden ser recabadas de la Escuela de Traductores de Toledo de la que seguimos siendo deudores. 

 

 2.- Sabido que la Astrometeorología, por considerarse como cosa exclusiva de esta Alta Alcurnia y auspiciada, no en tiempo inmemorial de los antiguos sacerdotes egipcios sino actualmente como mas sofisticadas que las Cabañuelas al auspiciarse éstas como mas rudimentarias, sin ningún razonamiento loable o científico. En Astrometeorología,  igual que actualmente, levantaban al año 4 tipos de Carta Astrales o Mapas del Tiempo para obtener sus pronósticos a largo plazo. Como: 

a) la del Calor, una al año y al unísono con este Orto Heliaco de la estrella binaria de Sirio,

b) de la Temperatura, para cada vez que el Sol entran en los signos cardinales de Aries, Cáncer, Libra y Capricornio, 4 al año que verifican los solsticios y equinoccios con las entradas, al unísono de las estaciones Verano-Invierno y Primavera-Otoño, respectivamente,

c) las cartas de las Intensidades y Direcciones de los Vientos, para cada vez que Mercurio directa y retrospectivamente, entra-sale en cualquiera de los 12 signos del Zodiaco, que dicho sea de paso, aunque hipotético, funciona como una “Quimera” y que considero que casi de forma exacta; haciendo especial hincapié en esta mencionada forma retrospectiva, ya que los efluvios que emiten todos los cuerpos cósmicos son para el plano comparativo GEOCENTRICO, ASÍ CON MAYÚSCULAS, toda vez que desde este plano, el mismo Mercurio si hoy lo podemos percibir de forma ocular como Matutino, mañana puede ser indiscutiblemente Vespertino, cuando  no existe ningún cuerpo cósmico que invierta su trayectoria orbital alrededor del Sol, y

d),  la de la Humedad (4 cartas o mapas del agua para cada una de las 4 fases de cada ciclo lunar que se corresponden con: el Novilunio, 1er Cuarto Creciente, Plenilunio y 3er Cuarto Menguante). Agua que se manifestará según sus tres estados físicos que en consonancia con las otras cartas y para cada microclima, nos informa si esta agua se mostrará en forma: sólida, liquida o gaseosa, dentro de su respectivo microclima que no ha de superar un radio de acción de mas de 50 Kilómetros, toda vez que hacerlo para menores distancias irá en beneficio de sus aciertos e incrementando este radio de acción, en detrimento de estos mismos, obviamente este microclima habrá de adaptarse a sus respectivas coordenadas geográficas (latitud-longitud terrestre) que diferencia sus desigualdades meteorológicas y climáticas entre las mismas cuando, generalmente, superan este radio de acción de forma bastante significativa y entre las respectivas diferencias de niveles entre ellas que habrá de tenerse en cuenta, como por citar algo, remitirles al mismisimo Efecto Foehn. Siendo todo ello un esbozo de las lecturas que nos informarán estas cuatro cartas o mapas natales con sus derivaciones de direcciones y tránsitos del aforismo de los efluvios cósmicos que para cada uno de estos referidos microclimas recibe el Geoide (la Tierra)  para augurar, a largo plazo, las previsiones del tiempo meteorológico. No conociendo otro sistema de hacerlo con mayor exactitud que este de las Astro-Cabañuelas.

 No obstante y para quienes deseen confrontarlos, ahí están mis pronosticos que vengo realizando desde hace mas de 15 años, junto a los con que hace mas de 4, vengo insertando tanto en las lista o foros de Ptolomeo como en Astrocuanticas y mas recientemente en Imhotep para quienes deseen comprobarlos. Zodiaco que usamos y eminentemente hipotético desde el plano comparativo Geocentrico donde se contraponen sus causas-efectos climáticos entre los dos Hemisferios Terrestres Es decir que este Orto Heliaco y del que a su vez, partía el entonces primer Calendario Solar que mucho antes conexionaban cada 1.461 años con el Año del Can Mayor, años de 365 días completos. Mientras otra coincidencia  que impartían con los grecorromanos que ya tenían en cuenta la fracción de un día con este Sol hipotético. O lo que es lo mismo comentarlo como tema de comprensión didáctica, cada 4 años, como el actual gregoriano, tenían un año de 366 días.

Entonces, el día en que coincida el inicio del año de estos grecorromanos con el egipcio, era para ellos de 1.460 años y que, a su vez le llamaban el Año del Perro, para lo cual sacrificaban a uno de estos animalitos para ahuyentar los malos augurios, mientras que los egipcios les llamaban el Año del Can Mayor, celebrándolos con grandes festejos este mismo día coincidente para estos de cada 1.461 años. Siendo todo ello un esbozo de diferenciar la Astrometeorología en forma de comprensión didáctica, aunque  complementaria con las Cabañuelas para el vinculo de este nexo de unificación de este binomio de Astro-Cabañuelas.

 

3. En base a la perfección sincrónica entre los tiempos metrologicos, sus medidas, que tenían con los del también tiempo meteorológico, como es corroborado por otros atisbos, culturas y pueblos. El Calendario del Agua, lo dividían en tres estaciones: Ajet, Peret y Shemmu,  como ya he citado y a partir de la Enlogación de Sirio, proximo actualmente a los 9º del signo de Leo; recordándose una vez mas y las que sean necesarias que han de ser los cuerpos cósmicos los que marcan estas pautas de las medidas metrologicas del tiempo, como queda esclarecido en la figuras 1, 2 ,3 , 4, figura del Cabañuelista) con la de los Grandes Años con sus derivadas Eras y  la Ecuación del Tiempo que es equivalente al Verdadero menos el Medio (ET=TV-TM), ya que ninguna de las orbitas de ninguno de los satélites, planetas ni estrella es constante. De ahí el hacer hincapié en la Ecuación de este Tiempo Metrológico, en cuanto a las medidas “asimétricas” del mismo conciernen.

 

CABAÑUELAS.- ¿Que son las Cabañuelas?. Es un sistema de observación del tiempo meteorológico que desde tiempo inmemorial se viene desarrollando en contacto directo con la naturaleza y desde lugares de altas cotas donde se domine todo el horizonte, lejos de luces, generalmente en el campo y lugares despoblados, iniciando sus presagios de un año y para el siguiente a partir de la máxima Enlogación de la estrella binaria de Sirio, proximo a cuando el Sol, hipotético, por el que nos regimos, se aproxime a los 9º del signo de Leo y en cualesquiera de los momentos del 1º de Agosto o 31 de Julio de cada año en la actualidad y no antaño ni en lo sucesivo, dado a que han de ser los cuerpos cósmicos, los ciclos de los mismos los que han de marcar estas pautas y no los distintos y diferentes calendarios, que no me cansaré de repetir existentes por doquier. O, lo que es lo mismo, del que le corresponda dentro del contro-vertido Calendario Gregoriano como pudiera ser con cualquier otro y, que por citar alguno mas pudiera ser el Lunisolar Chino que inicia sus años a partir de la primera conjunción de las luminarias en el hipotético signo del Aguador (Acuario). Fraccionado con unos ciclos de observación / predicción basados en la constante 1/15 de los ciclos: a) Día/Año en que cada hora de observación es a 15 días de la predicción y por otro el de los ejes b) y c) Directo-Inverso y Canículas-Retornas, en los que cada día de observación se corresponde con 15 de la predicción y 1 hora y 36 minutos de la misma con un día, obviamente con sus múltiplos y submúltiplos.

 

         Sobre los orígenes de las mismas están dispersas por toda la Tierra, siendo las más fiables y generalizadas la de los antiguos egipcios. Concretamente los Nómadas de los aledaños de este país de Egipto que se dedicaban a la trashumancia del ganado, cuando cada año, se refugiaban con sus rebaños en una especie de Cabañas para hacer estas predicciones del tiempo de un año y para el siguiente. De ahí el vocablo de Cabañuelas de Cabañas y durante un periodo de 24 días consecutivos, mirando al cielo, “lo que pintaban las Cabañuelas” haciendo sus presagios  tal y como lo hace actualmente los mas eruditos cabañuelistas. Si bien para los que comiencen a hacer sus pronosticos por primera vez por este sistema, se les recomienda que en vez de estar 24 días estén 48. O, lo que es lo mismo,  no hacer solamente los dos ciclos directo-inverso de 12 días cada uno, sino confrontarlo con las Canículas y Retornas que aun conservando la misma constante de un día de observación es equivalente a 15 de días de la predicción, en este se complementa mas la lluvia; teniéndose en cuenta que el primer día, las primeras 24 de observación son las mas conflictivas, dado a que, hay que establecer un ciclo completo por una lado y paralelo con una 15ª parte de otro. Es decir, que por un  lado hay que tomar nota durante estas primeras 24 horas de lo que se le conoce como el Día/Año o Día del Juicio Universal, donde 2 horas de esta observación equivale a un mes en la predicción y, por otra parte, de forma totalmente paralela y a su vez, tomar la de un día de la observación que se corresponden con 15 en la predicción con sus múltiplos y sub-múltiplos ya que 1 hora y 36 minutos es a un día, mientras que en el primero del Día/Año, los 4 minutos de observación se  corresponde con un día. Comenzando siempre en el preciso momento de producirse la máxima Enlogación de la Estrella binaria de Sirio. La del Día/Año, su dos primeras horas se  corresponderá con Enero, a partir de la 3ª hora y hasta la 4ª con Febrero y así sucesivamente.................. hasta llegar desde las 22 a las 24 que se corresponderá con el mes de Diciembre del año siguiente y en el que se da por finalizado este Ciclo, a sabiendo de que estos presagios nos marcarán la temperatura, direcciones e intensidades de los vientos y agua de una forma muy minuciosa o resumida. Sin embargo y, al mismo tiempo en que habrá que ir tomando nota, como complemento, de forma  mas diáfana y exhaustiva, nos lo confrontará el otro ciclo paralelo de un día de observación que es equivalente a 15 en la predicción.

De ahí, en que para ambos, persista la misma constante considerada abstracta inicialmente, ya que sus primeras 24 horas de observación (un día)  se corresponde con los 15 primeros días del mes de Enero, el 2º día con los 15 ó 14 de Febrero y así sucesivamente....desde el 11º día al 12º con los 15 de Diciembre. Para que, el día 13, comiencen los días inversos, por lo cual, el inicio del este día, va desde el 31 de Diciembre al 16 del mismo, el 14º día desde el 30 de Noviembre al 16 del mismo........y a sí sucesivamente hasta finalizar desde el 23 al 24 día de observación que se corresponderá desde el 31 al 16 de Enero.

Concretando, que ambas observaciones son complementarias, refiriéndome a la del Día/Año con la del Eje: Directo-Inverso. Diferencia, ninguna, sino tan solo que se tiene un mayor y mas amplio margen de observación. Por poner un ejemplo, es análogo a lo que conocemos como Día Sidero o 24 horas siderales que equivalen a 12 meses o un año terrestre, ya que la relación/razón abstracta esta entre las duraciones de los días y las noches entre las zonas polares donde tienen cada una seis meses de duración y el Ecuador Terrestre, sus zonas próximas, donde los días y las noches, debido a la perennidad lumínica solar, siempre, los días y la noches tienen 12 horas de duración y por lo tanto son iguales los días que las noches, confrontándose estas mismas 12 horas con las de los polos que equivalen a seis meses. De ahí le relación/razón del día año en abstracto. 

 

Por FELIX ESQUITINO

 

 

 

 

 

 

La Semana del Agua

 

 

 

 

 

  Como se viene difundido por todos los medios de comunicación, se está celebrando, a nivel mundial, la Semana del Agua. Gastamos mas de la que recibimos, estando ésta muy mal repartida y significativo su desequilibrante consumo percápito con independencia de que el reparto pluviométrico sea mas en unos lugares que en otros y que como ejemplo. En unos, periódicamente, se producen lluvias torrenciales y catastróficas, inusuales antaño, como actualmente está ocurriendo en muchos de los acuíferos de Etiopía y que se extiende incluso al Golfo de Adén dentro de la parte de su litoral que baña el Mar Rojo producto, en parte, no solo del cambio climático natural que desde los orígenes de Pangea han venido aconteciendo en el Geoide , sino también en parte, valiendo la redundancia, con la componente del provocado que acelera e incrementa  mas su resultante total, según opinión de quien suscribe y otros, mientras que por otros puntos de la Tierra la sequía es un hecho real e irrefutable con la hambruna que ello conlleva. Por lo que se deduce, en contra de lo que, casi aseguran los cada vez menos escépticos, que la realidad del susodicho cambio climático no puede ser mas tangible.

 

        Para aquellos paises, mas consumidores. Aunque parezca ciencia ficción, al tener mayor tecnología que otros y, como Punta del Iceberg de intentar paliar esta devastadora situación que obviamente irá a mas. De tomar medidas disuasorias, personalmente propondría a quien pudiera corresponderle (Medio Ambiente, etc.) la implantación de Desalinizadoras y/o Desaladoras-Recicladoras de las fecales, o como se llamen éstas o se denominen. Hasta tal punto de emplear el agua de las mismas para casi todo excepto para el consumo humano en cuanto a tomarla solamente se refiere, bien pura o manufacturada con otros ingredientes mas acorde con las primeras o Desalinizadoras a parte y como acopio de las de lluviosas y subterráneas potables.

 

        Por otra parte y como prologo a esta “pandemia” de pirómanos que desde una parte al día de la fecha vienen azotando, haciendo hincapié en ello, en uno de los predictivos cuartos lunares del tiempo meteorológico que por el sistema citado en el “asunto”, envié a esta lista y que copiado y pegado, sabiendo sabrán disculpar la reiteración o pedantería. Decía:  

 

“” Luna Nueva a 2º y 7’ de Leo a 4 horas y 31,5 minutos del 25/7 .- Tiempo atípico y excéntrico para volver otra vez a producirse el bochorno por contraste o desequilibrio térmico para originar tormentas por algunos puntos muy graves por el daño que causa, no solo al ecosistema, sino lo que es mas importante, a ellos mismos, al hombre y a toda la humanidad; refiriéndome a los incendios. Cuando, la única forma de frenar y erradicar estas devastadoras situaciones que vienen sucediendo de incendios provocados. Si bien, la quema de rastrojo controlada y limpieza del monte, a parte de ser necesaria es imprescindible. Eso si, controlada y por personas expertas, como así ha venido sucediendo cuando usábamos del carbón vegetal y el picón que se hacía en los montes, en contacto con la naturaleza y nunca, que el abajo indicado sepa, tuviera noticia se propusiese ningún tipo de estos vandálicos incendios que desde una parte acá viene aconteciendo . Que quiere decir esto, que hay que vigilar y denunciar a los pirómanos que tanto daño vienen causando””.

 

    Por ello y como  tambien decía en uno de mis últimos mensajes. No solo tenemos la obligación de denunciar a todos estos desaprensivos PIRÓMANOS sino el DEBER, toda vez que el monte es patrimonio de todos, de la humanidad.  Para así finalizar indicando la manifestación masiva que se realizo en el día de ayer domingo en Santiago de Compostela (La Coruña) con el eslogan “NUNCA MAIS en alusión a las 80.000 Hectáreas de superficie boscosa que se ha quemado en Galicia; recordando que igualmente en sus aledaños y concretamente en Portugal ocurriera el pasado año 2.005 por estas fechas. Siendo curioso que ellos se produzcan cuando mas arrecian los vientos, soplan fuertes y rolan cambiando sus direcciones. Siendo todo ello, un atisbo mas que añadir en dilucidar de que estos  incendios puedan ser provocados para no achacárselo solo a las tormentas con aparato eléctrico.

 

 

 

   FELIX ESQUITINO

 

                                          

 

                                                    

 

 

     

 

 

Vover