Impulso o Maldad

Marte cuadratura Plutón

Copyright  por Claudia Lamata de Gigli  

 

Los seres humanos tenemos en nuestro interior, el que no se ve sin un conocimiento previo, elementos buenos y no tan buenos, por no decir malos. A veces somos buenos porque realmente tenemos buenos sentimientos o como vulgarmente se dice, “tiene buen fondo”. Otras veces somos buenos porque nos toca pasar por situaciones difíciles entonces nos sensibilizamos y entramos por los senderos de la bondad, tratando de comprender aquellas enseñanzas cristianas, budistas etc, que nos enseñan a portarnos mejor.

Y muchas otras situaciones que se nos presentan en la vida que nos hacen reflexionar, madurar y crecer en esta carrera evolutiva de la vida.

Cuando hablo de la maldad pasa un poco lo mismo; nos ponemos malos porque estamos resentidos, furiosos, celosos, envidiosos etc, pasiones todas que pueden revertirse en algún momento y con un poco de esfuerzo. Pero a veces somos malos porque tenemos malos sentimientos o como vulgarmente se dice “tiene mal fondo”.

Seguramente seré víctima  de críticas de cualquier psicólogo o psiquiatra que lea esto, ya que la psicología trata de justificar muchas veces los comportamientos de las personas, por acontecimientos que estas puedan haber sufrido durante su vida. De antemano presento mis disculpas a estos profesionales de la salud mental, por disentir con ellos, pero no siempre la culpa “de lo malo que soy la tiene mamá o papá”. Hay gente que nace, vive se reproduce y muere con la misma maldad. Pasa por la vida teniendo la posibilidad de cambiar y no lo hace. Reconozco que la mayoría es la otra, aquella parte de la humanidad que quiere crecer y evolucionar cada minuto de su larga o corta existencia.

Bien, ¿a qué viene todo este discurso de buenos y malos?.

Viene a cuento de la lucha incansable de los investigadores astrológicos, que siempre tratamos de buscar más explicaciones y de encontrar respuestas, basándonos en trabajos serios, trabajos de campo y de observación.

Hace un tiempo escribí sobre el doloroso contacto de Venus – Saturno, como aspecto negativo. El turno le toca ahora a Marte-Plutón, y me voy a referir solo a la cuadratura, ángulo de 90º que considero maléfico.

 

La vida me puso en mi camino a varios nativos con este aspecto, hombres, mujeres y de diferentes signos solares y ascendentes. Este aspecto muchas veces es difícil de percibir, ya que la persona que lo posee conciente o inconcientemente lo oculta.

Si lo analizamos por partes nos encontramos con dos planetas fuertes, los dos regentes de Escorpio; signo fuerte, de conmociones, de implosión, de muerte, de crisis y cambios radicales.

Marte es el planeta de la guerra, de la conquista; Marte marcha y si hay algo en su ruta que lo obstaculiza lo echa a un lado, o simplemente lo destruye. Primero es él. Marte no se va a detener para preguntar ¿puedo pasar?, o para pedir “permiso”.  En cualquier signo del zodíaco este coloso arrasa, no tiene una acción mesurada. Es egoísta, necesita ser el primero y autoafirmarse importándole un bledo lo que pasa con el resto del mundo. Ese es nuestro Marte, el que todos tenemos y nos reconocemos en él cuando peleamos por algo, cuando nos tenemos que hacer valer en el trabajo, estudio o en un grupo de amigos. De los planetas personales es el menos personal y es el màs social; está en la línea entre lo interno y lo externo, ya que con él actuamos, participamos y nos integramos en el medio al cual pertenecemos.

Por otro lado tenemos a Plutón un planeta poderoso. Generacional, abarcativo de varias generaciones con los mismos signos y rasgos de una época. Nos hallamos frente a un planeta alejado del Sol, en la oscuridad y soledad. Pero está bien, se halla cómodo en su lugar y desde esa distancia actúa, implacable El efecto de Plutón es para siempre, no se trata del fastidio que nos provoca cuando pasa cerca y tira algo; Plutón se abre paso sin vehemencia, lo hace tramando, urgiendo un plan de ataque. El mejor, el más efectivo y letal. Por supuesto que gracias a este nos purificamos, pero antes nos morimos. A Plutón siempre lo acompañan las lágrimas, nunca viene despojado de sufrimiento.

Entonces tenemos la acción (Marte) tramada, elaborada (Plutón)

No descarto la posibilidad que haya mucha gente muy evolucionada que utilice este aspecto para iniciar o llevar a cabo cosas buenas para el mundo (masas, Plutòn). Pero creo que me sobran los dedos de la mano, si me pongo a contar. Vayamos al común de la gente, al hombre o mujer del montón y que tienen este aspecto. ¿Cómo se comportan ante un contratiempo, o cuándo tienen que defender algo?.

Observé de cerca a estos nativos y muchas veces me encontré con actitudes bajas, egoístas y con la disposición para hacer lo que sea con tal de conseguir sus objetivos.

Los vi reaccionar a nivel físico y luego interno. Implotan, como lo hace Plutón, se cargan de odio, rencor o de la pasión que corresponda y luego sale la acción marciana, pero más controlada y dosificada que un Marte común y corriente. Porque es Plutón el que maneja las riendas, es el que maneja a Marte, al desenfrenado, el que le indica que hacer o decir para dañar con más efectividad.

Muchos autores hablan de este aspecto más como de una explosión. Corroboro esta opinión y la confirmo por experiencia. Pero considero también la acción más lenta sin tanta efusividad. Con este último el daño es mas intenso, profundo. El hierro al rojo penetra más adentro moviendo las vísceras para que el dolor no se olvide. Entiendo que las dos reacciones son propias de dicho contacto.

Cuando digo que no es fácil percibirlo, es porque a mi me ha costado hacerlo. Traté gente que parecía poco menos que ángeles caídos del cielo, pero cuando se presentaron situaciones límites los ángeles se convirtieron en demonios.

 

Es mi interés citar al Maestro Eloy Dumon cuando describe en su Manual de Astrología Moderna, los aspectos inarmónicos de Marte-Plutón, entre ellos la cuadratura.

 

“Mayor dificultad en controlar estas energías. Tendencia a obrar con temeridad y algo errático en la conducta, de ahí que estos contactos sean peligrosos. El nativo está dispuesto a llegar a los extremos; fácilmente pierde “los estribos” y se vuelve violento.…… estos aspectos indican brutalidad, crueldad y tendencias criminales. La fuerza de voluntad es grande al igual que en los otros aspectos, aunque en estos casos le falta la dirección correcta. A veces el nativo se siente atraído por las circunstancias violentas, tales como la guerra, revoluciones, asaltos, etc…… en temas de personas más evolucionadas los aspectos inarmónicos entre estos dos planetas pueden resultar en una forma de coraje, energía y disciplina fuera de lo común, para alcanzar grandes logros en la vida, aunque expuestos a las circunstancias desagradables ya señaladas”

 

Otro Maestro que nos enseña es Howard Sasportas, en el libro Los Planetas Interiores.

 

 

 

 

 

Aquí presento un tema masculino

 

Podemos observar la cuadratura de Marte – Plutón formada desde casa I a casa IV. Nos encontramos frente a una persona que en el trato diario muestra rasgos comunes a otros. Pero el problema se presenta cuando hay algo que lo enfurece. Por testimonios de su primera esposa, sé que este hombre la golpeaba, además de amenazarla y herirla mental y emocionalmente.

Aquí nos hallamos con un Marte en I y en Tauro, muy mal por signo. Según los antiguos el peor lugar donde puede hallarse Marte es en el signo de Tauro. En casa I nos refiere a Aries, o sea un doble Marte. Ya vemos un potencial de agresividad muy grande. Y Además la cuadratura con Plutón.

Su primera esposa pidió el divorcio y en la actualidad está en pareja con otra mujer.

Es un hombre que no le gusta que lo contradigan y cuando en una discusión él se siente perdedor se pone furioso y da por terminada la discusión, además de herir con la palabra a su oponente con mucha crueldad. O bien si no le conviene estallar públicamente es capaz de tramar situaciones comprometedoras y peligrosas para el otro con el que tiene la contienda. Procede sin escrúpulos y sin remordimientos.

 

Tema Femenino

El mismo emplazamiento se da en uno de los temas que expuse cuando investigué El doloroso Contacto Venus-Saturno.

Aquí también nos encontramos con Marte en Tauro y en I y Plutón en IV formando una cuadratura muy cerrada y angular por Plutón. Como vemos es esta una carta muy rica para analizar por la información que nos brinda. Remito al trabajo de Venus-Saturno para que se lea con el enlace.

En esta persona funcionan dos aspectos muy fuertes y destructivos, Venus-Saturno digamos que trabaja más internamente y Marte-Plutón exterioriza todo ese contenido.

Agregando a lo ya mencionado esta mujer es sumamente agresiva, a diferencia del caso anterior que estalla con más frecuencia, en este tema la nativa usa la agresividad de esa forma más velada a la que me refería anteriormente. Es capaz de matar con palabras y actitudes los mejores sentimientos de aquellos que la rodean, simplemente porque está de “mal humor”.

También pude notar y en esto coincido con Howard Sasportas, (el último párrafo del texto pegado) en lo referente al sexo.

Este aspecto da una sexualidad fuerte y quizás hasta compulsiva, pero he comprobado que en el caso masculino que presento como en otros tantos que he tratado son personas que reprimen o frenan la actividad sexual, presentando problemas. (Dejo de lado el tema femenino, opino que en ella trabaja también la cuadratura de Venus Saturno)

Impulso o Maldad, es un tema que se abre al debate y espero que así sea.

No soy juez para sentenciar a mis semejantes, pero si puedo observar, analizar, investigar para luego comentar. Sé que mucha gente que lea este trabajo y que sean poseedoras de este aspecto quizás se enojen conmigo, no puedo pedir que no lo hagan, es duro. Pero no es mi intención mortificar, por el contrario con estas investigaciones trato de ayudar a que nos conozcamos de verdad y no tratando de hacer astro psicología barata. Los astros nos determinan un carácter, un temperamento, nos enseñan  los recursos con los que contamos y los aspectos es el diálogo entre los planetas en cuestión.

Tratemos de abrirnos a la VERDAD y quizás haya muchos más Marte-Plutón luchando con furia o sin ella por un mundo mejor.

Hasta Pronto.

Volver

Copyright  por Claudia Lamata de Gigli