Investiga Astrología

Explora los eventos celestes y de las constelaciones y su correlación con nuestras vidas

Category: Personas

Personas

¿La astrología puede predecir el futuro?

¿La astrología puede predecir el futuro?

Encontramos en nuestra vida y en la de los que nos rodean abundantes historias donde la “casualidad” o el destino unen a las personas con sus misiones de vida, con sus amores, con situaciones y eventos. A veces el accionar del destino produce historias que cambian por completo la vida de las personas. Pero, en la mayoría de los casos, al destino lo ayudamos nosotros con nuestro accionar.

Quién no se encontró, alguna vez, soñando: “¿Qué será lo que el destino tiene preparado para mí?” ¡Qué imán tiene! ¿De qué energía estará hecha esta fuerza inmanejable que nos dirige silenciosamente? Parece tenernos siempre algo preparado, algo listo para nosotros, más allá de lo que pensábamos que nos podría pasar. Cabe preguntarnos con qué señales nos avisa el destino de su llegada, para que nos preparemos para vivir según sus designios.

¿Todos nacemos con un destino marcado?

Desde el conocimiento de la astrología, así es. Todos nacemos con una buena parte de nuestro destino marcado o diseñado de alguna manera, como si fuera un recorrido que está listo para ser transitado por cada uno de nosotros, un camino preparado a nuestra medida.

Hay dos tipos de destino: uno con mayúscula, el Destino, que te junta irremediablemente con tu amado: justo en ese día se vieron, justo hablaron, justo se pidieron la cuenta de Facebook y demás. Y hay otro destino que cosecharemos gracias a nuestros movimientos y decisiones cotidianas.

Los astrólogos tienen la mirada acostumbrada a leer donde nadie mira, buscando información en los movimientos de estrellas y planetas. Ellos ven en el cielo lo que pasará mañana. En ese sentido, hay un destino que es perfectamente predecible, que está escrito en el cielo de cada persona y se representa en la carta natal. Es como el ADN, es único. Se revela a los ojos del astrólogo que puede anticipar en cada caso cuándo ocurrirán ciertos eventos claves en la vida de un individuo y todas las cuestiones que hacen a su personalidad.

¿Qué muestra la carta natal?

La carta natal lo muestra todo. Está formada por los puntos cardinales, el sol, la luna, los planetas, los signos y algunos puntos importantes del espacio, como los nodos. Se levanta con los datos del lugar y horario de nacimiento de una persona.

Esta información se representa en un mandala: un circulo que contiene todos estos elementos distribuidos en doce secciones o casas, que brindan información sobre distintas áreas de la vida. Eso permite a un astrólogo leer datos sobre una persona: su forma de ser, su profesión, su salud, cómo es su hogar, cómo es la relación con su mamá, si se va a casar, si va durar ese matrimonio, si va tener hijos, etc. Todas las áreas, incluso las más intimas, están reflejadas allí.

En la carta natal, las principales cuestiones del destino están escritas con lujo de detalles. Por eso, es habitual esa mirada de sorpresa en los ojos de los que consultan a los astrólogos. “¿Cómo sabe esas cosas que nadie sabe de mi vida?”. ¡Y sí! Estas cosas las sabe el astrólogo, pero no porque sea adivino, sino porque conoce el lenguaje escrito en el cielo por el arquitecto o el guionista, como a menudo se llama a esa Inteligencia Universal presente en cada partícula creada. Y los astrólogos son simples traductores de este lenguaje escrito en el cielo.

La astrología es tan antigua como la civilización y nos brinda información sobre las principales cuestiones del destino de cada uno. Utilizando la mecánica celeste del zodíaco, el sol, la luna y los planetas, aplicada a la hora y lugar de nacimiento de las personas. ¿Si vamos a encontrar el amor, la fama, la salud, el dinero?. Todo está escrito en ese mapa del cielo en la tierra que es la carta natal. Encontramos todas las respuestas, incluso cómo nos vamos a sentir con ese amor y con esa fama.

La pregunta que siempre le hacen a los astrólogos es si dos personas que nacieron el mismo año, el mismo día, a la misma hora y en el mismo lugar tienen la misma carta natal. La respuesta es que sí, pero no tienen el mismo medio ambiente de crianza y, probablemente en esa “pequeña” diferencia, esté la variable. Aunque, inevitablemente, el ritmo de sus vidas y sus preferencias van a ser muy, muy similares.

La astrología también es una herramienta valiosísima a la hora del auto-conocimiento, comparable a una guía de uno mismo. Nos muestra todas las posibilidades de acción que trajimos al nacer, las dificultades y con qué herramientas contamos para vencerlas, nuestros dones y que áreas de nuestra vida están bendecidas. Nos ayuda a comprenderte mejor los procesos internos y, también, las dinámicas de las relaciones con los demás. Por eso, también es el sistema de psicoanálisis más antiguo del planeta. Y, por ahora, es la única manera de asomarse a ver: ¿qué nos depara el destino?

Descubre por qué estás soltero

Descubre por qué estás soltero

ARIES (21 de marzo – 19 de abril)

Si un ariano está soltero lo más probable es que sea porque no se permite hacerse tiempo para salir un poco. Si conoce a alguien que parece prometedor no tiene miedo de hacer el primer movimiento, pero nunca puede encontrar un momento para reunirse que sea bueno para los dos. A veces es necesario ser capaz de llegar a un compromiso y, si para el/la ariano/a no vale la pena reprogramar una actividad personal para conocer a alguien, no solo significa que no está físicamente disponible, sino que tampoco está emocionalmente disponible.

TAURO (20 de abril – 20 de mayo)

Los que viven bajo el signo de Tauro tienen una tendencia a elegir un “tipo” de persona que les gusta y adherirse a eso. Quizás conocen a alguien que les gusta y con quien sienten que podrían compartir una relación, pero, como no es su “tipo”, se niegan a considerarlas como algo más que un amigo. Lo ideal es que traten de aflojar sus directrices estrictas sobre cómo debe ser una pareja y abrirse a más posibilidades.

GÉMINIS (21 de mayo – 20 de junio)

No importa cuán jóvenes o viejos sean, siempre piensan que no tienen la edad adecuada para el amor. Si son jóvenes cuando están solteros, buscan divertirse y no creen que estén listos para nada serio. Si son más maduros se convencen de que su tren ya pasó y que son demasiado viejos para el amor. Los de Géminis deberían dejar de ponerse todo tipo de límites y arriesgarse un poco más.

CÁNCER (21 de junio – 22 de julio)

En general, tienen dificultades para dejar ir sus relaciones pasadas porque, a la distancia, sienten que eran perfectas. El problema es que cuando están tan obsesionados con sus ex, se cierran a experimentar el amor en el presente. Al igual que Géminis, los del signo Cáncer deben animarse a que el amor los tome por sorpresa.

LEO (23 de julio – 22 de agosto)
Es curioso cómo los leoninos están tan abiertos siempre a conocer gente y empatizar con ellos por completo, y sin embargo, a la vez, dependen de las redes sociales para conocer a alguien. Se les olvida que son mucho más encantadores en la vida real que en la vida virtual e irreal detrás de una pantalla y eso los afecta directamente. Definitivamente les irá mucho mejor estando en la misma habitación con alguien y poder demostrarles su verdadera personalidad que inventando una a través de internet.

VIRGO (23 de agosto – 22 de septiembre)
Como es sabido, los virgo son altamente exigentes y perfeccionistas. A los que están solteros les gusta creer que es sólo porque tienen altos estándares, pero ¿de qué sirven cuando nadie, ni siquiera ellos mismos, pueden satisfacerlos? Esto no significa que tienen que conformarse con la primera persona que aparezca, sino que simplemente tienen que relajarse. Una pareja no tiene por qué ser una supermodelo, un científico brillante o un artista dotado. Las personas comunes también son buenas.

LIBRA (23 de septiembre – 22 de octubre)

En el fondo, los que viven bajo el signo de Libra no creen que merecen amor en grande. Tal vez se comportan mal con personas que los quisieron porque tienen miedo de no saber cómo estar en una relación sana. Pero aunque hayan pasado por esas situaciones, tienen que entender que igual merecen una segunda oportunidad de encontrar a alguien que los quiera.

ESCORPIO (23 de octubre – 21 de noviembre)

A los escorpianos les gusta pasar tiempo solos, pero a veces la soledad los ayuda a ponerse extremadamente pesimistas. Comienzan a pensar en que todas las relaciones que conocen de alguna manera son perfectas y después se derrumban. Con esa actitud cuando conocen a alguien empiezan a imaginar constantemente escenarios donde todo sale terriblemente mal. Podría pasar, pero se están adelantando. Es mejor no hundirse en la negatividad y tratar de ver dónde pueden ir las cosas en lugar de esperar un desastre.

SAGITARIO (22 de noviembre – 21 de diciembre)

Los sagitarianos -como sinceros, temerarios e impacientes que son- están siempre abiertos a nuevas experiencias pero tienen miedo de que cuando conozcan a alguien los aburra. Tienen que saber que lo contrario también pueden ser cierto y que es posible hallar personas que estén constantemente sorprendiendo y encantando. Cuando una relación se profundiza, hay aspectos que se vuelven infinitamente atractivos.

CAPRICORNIO (22 de diciembre – 19 de enero)

Son obstinados y disciplinados, por eso es posible que estén una enorme porción de su tiempo dedicándose a su carrera, su futuro o sus proyectos. Pero dedican tanto tiempo a ello que a veces no sólo se olvidan del amor sino que también se olvidan de cuidarse a sí mismos. Lo ideal para ellos es comprender que el éxito no tiene como rasgo excluyente dejar de lado el amor. Se puede ser exitoso y disfrutar de una compañía amorosa también.

ACUARIO (20 de enero – 18 de febrero)

Les gusta la gente pero también les gusta pasar tiempo solos, quizás demasiado. Un Acuario es una persona que se deja seducir porque está siempre lista para el romance. Sin embargo, dependen demasiado de la percepción que tengan sobre ellos y como no se sienten cómodos con eso tienden a alejarse. Pero cada relación es diferente y para lograr confianza con una persona es sano dar lo que uno espera recibir.

PISCIS (Del 19 de febrero al 20 de marzo)

Prefieren que sus amigos y familiares encuentren el amor antes que ellos. Están tan preocupados por la felicidad de los demás que ignoran su propia felicidad. Está bien perseguir el objetivo de una sociedad romántica y festejar los logros de los demás pero también está bien ponerse a uno mismo como prioridad, de vez en cuando. Los piscianos son muy desinteresados, por lo que ser un poco egocéntricos cuando se trata de amor puede ser bueno.