Investiga Astrología

Explora los eventos celestes y de las constelaciones y su correlación con nuestras vidas

Category: Historia

Historia

La media luna es el símbolo musulmán por excelencia

La media luna se considera, sobre todo en Occidente, el símbolo musulmán por excelencia. En cierto modo es así, prueba de ello es que corona los minaretes de miles de mezquitas a lo largo y ancho del mundo.

Sin embargo no es un símbolo universalmente aceptado por todos los musulmanes. Por ejemplo, la media luna que corona los minaretes (que en turco se denomina alem) es completamente desconocida en Irán, y al parecer en Asia Central sólo se generalizó a partir de la conquista rusa. Por otra parte tampoco es un símbolo exclusivamente musulmán ya que su uso se remonta muy atrás en el tiempo, y hoy en día es utilizado por multitud de culturas ajenas al islam, por tanto es incorrecto afirmar que la media luna sea el equivalente islámico a la cruz del cristianismo. Figura también, junto con una estrella, en la bandera de Turquía y en la de otros países tradicionalmente musulmanes, como Túnez o Pakistán.

En muchos cementerios civiles de todo el mundo la media luna se emplea para señalar las tumbas de musulmanes, de la misma manera que se utiliza la cruz para los cristianos o la estrella de David para los judíos. Incluso existe una Media Luna Roja, que es el equivalente a la Cruz Roja en los países de mayoría musulmana.

Respecto al origen de este símbolo, su historia no es del todo clara. Según el arquéologo William Ridgeway su origen estaría en amuletos hechos con dos colmillos de animales (principalmente jabalíes) engarzados en forma de media luna, un tipo de ornamento característico de muchos pueblos del mundo, y que en principio no tendrían un significado astral, sino sólo mágico, como talismán para adquirir la fiereza del animal, o la suerte para poder cazarlo. Estos amuletos habrían influido también en la forma de las herraduras, que como se sabe son un amuleto -en forma de media luna- para muchas culturas diferentes. Según Ridgeway, sólo más tarde este símbolo habría convergido con interpretaciones lunares.

Sea como fuere, lo cierto es que parecía inevitable que la luna, el astro más misterioso del firmamento, fuese adoptado como símbolo por numerosos pueblos y culturas. Su extraño ciclo mensual hizo que se la asociase con la muerte, pero también con la resurrección y la fecundidad. Las divinidades lunares podían ser masculinas (como Kaskuh para los hititas y Tsukuyomi para los antiguos japoneses) o femeninas (Artemisa-Diana en la civilización grecolatina, o Metztli en la mexica). Incluso el más moderno culto mariano se ha visto como una reminiscencia de los cultos lunares, y no faltan las representaciones de la Virgen junto a la media luna.

Así se compra la Luna

Casi diez años se demoró Estados Unidos en llegar a la Luna, mientras que a un chileno sólo le bastaron cuatro días para adjudicársela, tal cual. Mientras el gringo de Neil Armstrong descendía del modulo lunar del Apollo 11, repasando mentalmente su famosa frase para el bronce (“Es un pequeño paso para un hombre, pero un gran salto para la humanidad”, que claramente no fue improvisada), no sabía que el terreno que estaba por pisar ya tenía dueño hace más de 15 años.

Era el 24 de septiembre de 1954 y al abogado Jenaro Gajardo le acababan de decir que no podía ser aceptado en el aristocrático Club de Talca, ya que no era poseedor de ningún bien raíz. Ni corto ni perezoso y con su ingenio característico partió al día siguiente a la notaría de su amigo César Jiménez Fuenzalida y dejó constancia de que era dueño ni más ni menos que de la Luna, para lo cual acreditó que lo era desde antes de 1857, fórmula usada en la época para sanear terrenos sin título de dominio.

El notario sorprendido por la petición, le dijo a su amigo que la inscripción cumplía con todos los requisitos, ya que la Luna era un bien raíz, pertenecía a la Tierra, tenía límites y dimensiones, pero que de seguro lo iban a tildar de loco. Algo que obviamente a Gajardo no le importó. Luego de esto, don Jenaro realizó las tres publicaciones en el Diario Oficial como lo estipulaba la ley, por si alguien reclamaba ser dueño del terreno. Algo que por supuesto no sucedió.

Tiempo después los usureros del Servicio de Impuestos Internos quisieron pasarse de vivos y enviaron a un par de inspectores a cobrarle las contribuciones de tan peculiar terreno. Ante esto, don Jenaro aceptó pagar todo lo que supuestamente debía, pero antes, exigió que los funcionarios fueran a medir y tazar el terreno, como lo estipulaba la ley. Después de esto, no se supo más de ellos.

La fascinación que tenía Jenaro Gajardo por lo extraterrestre no terminó ahí, ya que también creó el Coalmismo, movimiento filosófico que buscaba la hermandad y fraternidad entre los seres humanos, además de ser una especie de comité de bienvenida para los primeros amigos de E.T que nos visitaran.

Pero aún queda lo mejor. Existe el mito de que antes que Armstrong y compañía pisaran suelo lunar, el mismísimo presidente Richard Nixon envió una carta a don Jenaro a través de la embajada norteamericana, pidiéndole autorización para el alunizaje:

“Solicito en nombre del pueblo de los Estados Unidos autorización para el descenso de los astronautas Aldrin, Collins y Armstrong en el satélite lunar que le pertenece”.

A lo que el chileno, con su particular estilo, respondió:

“En nombre de Jefferson, de Washington y del gran poeta Walt Withman, autorizo el descenso de Aldrin, Collins y Armstrong en el satélite lunar que me pertenece, y lo que más me interesa no es sólo un feliz descenso de los astronautas, de esos valientes, sino también un feliz regreso a su patria. Gracias, señor Presidente”.

Según Juan Pablo Gajardo, sobrino nieto de Jenaro, su tío abuelo era bien fantasioso y siempre andaba inventando historias, por lo que no da mucho crédito al mito de la carta. Pero en la familia las opiniones están divididas, ya que la hija del aludido asegura que la historia es totalmente cierta.

Independiente de si es cierto o no, la historia es buena, tanto así que Otto Fiuza, cineasta español, quiere hacer un documental sobre Gajardo y su familia. A ver si a Buzz Aldrin le hacen un corto alguna vez.

Beneficios del agua del mar

En China, el agua marina se utiliza desde hace más de 4 mil años. El pionero fue el emperador Fu-Shi, conocido como el padre de la medicina marina. Él recomendaba beber agua de la playa, consumir algas y sales para poder recuperar y conservar la salud. Más cerca de nuestro tiempo, el investigador francés René Quinton descubrió que los componentes del agua marina eran los mismos que están en las células del cuerpo, siendo muy similar al plasma de la sangre.

 

Por ello es que continuó con su investigación entre 1910 y 1950 junto al Doctor Jarricot, con quién fundó los llamados “Dispensarios marinos”. Allí se usaba agua de mar para curar diversas enfermedades, como ser el cólera, la tiroides, la desnutrición y los problemas de la piel. Pudieron así salvar miles de vidas, sobre todo niños. Luego se envasaba el agua del mar y se la denominaba “plasma marino”. Estos dispensarios fueron también creados en otros países del mundo, como ser Colombia, Argentina, España, México, Uruguay y Sudáfrica. Nuevos estudios han revelado que el agua de mar limpia el intestino grueso, da energías, mejora las defensas y desintoxica el organismo. Si los niños desnutridos beben tres vasos de agua de mar por día, desaparecerá su problema y mejorará su salud.

También es interesante añadir que en Barcelona existe un proyecto donde se rehabilita a personas adictas al alcohol y a las drogas, con resultados muy buenos.

Propiedades del agua marina

En primer lugar, debes saber que el agua de mar tiene una composición diferente a la que se encuentra en lagos, lagunas o ríos (dulce). Esta posee Zinc, yodo, potasio y oligoelementos que la convierten en una gran “amiga” para nuestra piel y el cuerpo en general. Entre las principales propiedades del agua marina podemos encontrar su efecto antibiótico, ideal para avanzar en procesos de cicatrización de heridas.

Por otro lado, flotar en el mar o nadar entre las olas sirve para relajar los músculos por el Yodo, que a su vez favorece a recuperarnos de ciertas lesiones. Es ideal para los que están haciendo rehabilitación o post operatorios.

A aquellas personas con enfermedades o problemas respiratorios se les suele recomendar respirar la brisa del mar y darse baños en la playa ya que el agua salada favorece a que los pulmones puedan eliminar todas las toxinas o elementos ajenos. Entonces, para tos con flema, catarros y otras dolencias más severas, ir al mar es una excelente cura.

Por otra parte, los pacientes con problemas reumáticos, tales como la artritis o la artrosis se benefician sobremanera con el agua de mar, si se realizan baños en la playa, pueden disminuir los intensos dolores que suelen caracterizar a estos padecimientos.

Al contener magnesio, el agua de mar ayuda a calmarnos y a eliminar la ansiedad.Es por ello que pasar algunos días en la playa cuando no hay tanta gente o en los balnearios alejados de los centros urbanos es una terapia que se recomienda para los que sufren de trastornos nerviosos, depresión o estrés, leve o severo.

Cuando se disfrutan de los paseos por la playa además de hacer ejercicio y despejar la mente, aprovechar para hablar con tu pareja o mirar una puesta del sol, el agua salada masajea nuestros pies con las olas y a la vez, gracias a la textura de la arena que se mueve por el agua, se exfolian los talones.

Los que viven cerca del mar deben hacer una terapia en este lugar al menos una vez por semana. En verano, puedes darte un chapuzón al salir del trabajo y cuando hace frío puedes solamente respirar la brisa fresca desde la rambla. Ambas actividades son muy benéficas para tu salud. Si estás alejado de la playa, no esperes a tus vacaciones para ir, aprovecha algún fin de semana o feriado.

El agua de mar sirve para tratar problemas en el hígado y en los riñones, porque permite regenerar las células que se dañan por cirrosis, por ejemplo. En esta enfermedad se acumula mucho líquido en el vientre, pareciendo que el paciente está embarazado (sea hombre o mujer). Bebiendo agua de mar se puede eliminar esto. También hay casos de personas con insuficiencia renal que al beber agua marina no padecen más mareos, vómitos ni problemas para orinar.

Para las enfermedades de la piel como ser la psoriasis, se recomienda hacer friegas con agua de mar. Las escamas características se irán desprendiendo y cayendo solas. Lo mismo para el cuero cabelludo cuando acumula piel muerta y picazón.

Se utiliza a su vez para tratar problemas de insomnio, en ese caso se aconseja ir a la playa a pasar el día, dar un paseo en la orilla del mar o simplemente quedarse frente a las olas durante una hora respirando la brisa. Eso automáticamente cansa a la persona, quiénes duermen plácidamente esa noche.

¿Qué es la Astrología?

Qué es la Astrología

¿Qué es la Astrología? ¿Por qué surge?

La astrología es uno de los conocimientos de la tradición metafísica, conocida como sabiduría antigua y que ha prevalecido a través de los siglos. La astrología surge como una necesidad de encontrar un orden oculto detrás de la confusión y el caos existente en el mundo.

Con ella se aprende a relacionar las experiencias de la vida con el esquema ordenado revelado por el movimiento de los astros.

Nuevas tendencias

En los últimos 100 años se ha dado una evolución en el pensamiento astrológico. Hasta el S. XIX, los astrólogos seguían básicamente el antiguo sistema formulado por Ptolomeo. Hoy, sin embargo, existen diferentes tendencias que ponen de manifiesto la evolución de la Astrología.

Una tendencia de la astrología es la popularización de los elementos más básicos, aquellos que se refieren a la posición del Sol y de los planetas en el Zodiaco y como afectan los planetas en transito sobre el mapa o carta natal. Esta tendencia mezcla los métodos de la Astrología más antigua con el conocimiento psicológico.

Un carácter más científico

Una segunda tendencia trata de establecer los descubrimientos de la astrología sobre una base estadística para que pueda darle un carácter “más científico” y para obtener así, un reconocimiento por los pensadores académicos.

Hay una tercera tendencia que trata de relacionar la Astrología con doctrinas esotéricas, tanto occidentales como orientales.

La comprensión de la naturaleza

Otra tendencia tiene su origen en el reconocimiento del carácter simbólico de la Astrología como una técnica para la comprensión básica de la naturaleza, especialmente la naturaleza humana. De acuerdo con este enfoque, la astrología nace de la necesidad de orden que se esconde en cada ser humano.

Los fenómenos celestes revelan dicho orden y el hombre, usando este orden y observando lo que ocurre a su alrededor y dentro de si mismo adquiere comprensión, pudiendo de esa manera, satisfacer su anhelo de armonía.

Identifica su conciencia con los patrones y ritmos celestes, se une con el principio del orden universal y colaborando con dichos ritmos se convierte en una persona integra: un ser sabio.

En este enfoque la astrología es una herramienta para la adquisición de sabiduría a través de la comprensión del orden que existe en la naturaleza humana y en todos los fenómenos que uno percibe.